Los palos de la vida.

Esta vida, año tras año nos enseña algo.

Lo que no podemos hacer es tener que aguantar todo aquello que nos digan o hagan por el simple motivo de que “son cosas que pasan”.

Yo no estoy en esta vida para aguantar tonterias que te molesten, te hieran y encima si hablas en contra de ellas o simplemente las dices para que no se vuelvan a repetir o los demas la entiendan por el simple hecho de que te han podido molestar, te tachen de “malo” o de estar siempre igual.

Me he cansado de aguantar cosas que otros no te la hubieran pasado ni una sola vez, por que podria jugarme el pellejo a que si muchas personas pasan por lo que yo he tenido que tragar a dia de hoy no contarian como yo situaciones pasadas y que realmente molestaron de gente que consideras “alguien” en tu vida.

Cada vez que realizaba algo informaba de ello, incluso contaba con la gente por que asi es como los considero “mi gente”, para despues oirte contestaciones absurdas o no cuenten contigo de la misma manera que tu lo haces, dejandote de lado en momentos puntuales a lo largo del año sin importar si te quedas solo o no, algo que en mi vida se me ha ocurrido hacer, ya que en cuanto me he enterado que alguien necesitaba ayuda o en algun acontecimiento no tenia plan, de mi boca ha salido el “cuenta conmigo o para lo que necesites” y “vente conmigo a tal sitio o el otro”.

Si la gente no se da cuenta del daño que hace con esas cosas, es que realmente no te considera su amigo o compañero, simplemente eres un colega con el que salir de vez en cuando, pero que si tengo otro plan no esperes que te llame por que yo hare mi marcha.

Asi es la vida, da palos y si encima lo dices para colmo te tachan de malo, pero en cambio si tragas y continuas como si nada entonces todo el mundo contento. Pues lo siento, pero la paciencia tiene un limite, y al igual que yo puedo pasar cosas por alto, los demas tambien, y sino que la gente se replantee si de verdad me tiene como un amigo o como un simple colega.

Una frase que en su dia mi padre me dijo refleja claramente la situacion:

“El mejor amigo de uno mismo, es uno mismo”.

 

Anuncis